domingo, 28 de marzo de 2010

Beneficios y composición lacmat






La leche materna ofrece innumerables beneficios para la salud del niño. Cuando los bebés se alimentan exclusivamente con leche materna estos beneficios se aprovechan al máximo. La lactancia exclusiva durante 6 meses ofrece al niño mejor nutrición, igual crecimiento y mejor maduración, los niños se enferman menos, son más tranquilos y felices.

A) Beneficio
s para el bebé:

1) Ventajas nutritivas:

- Se digiere mejor y más rápido (Tiene enzimas digestivas: lipasa y lactasa entre otras).

-Tiene 3.6 veces menor cantidad de sodio que la leche de vaca (menor posibilidad de deshidratación
, menos hipertensión).

- Tiene grasas y proteínas de mejor calidad (sobre todo para el desarrollo del cerebro).

- El hierro se absorbe casi en su totalidad (menos anemia).

- Su composición se adapta a las necesidades de la edad (es distinta para un bebé de término que para un prematuro).

- La lactosa ayuda a prevenir el raquitismo y en la absorción de calcio y el desarrollo del cerebro.


2) Protección contra infecciones:

- Tiene linfocitos y macrófagos que destruyen gérmenes activamente.

- Higiénica (está siempre preparada, a temperatura justa y estéril).

- Tiene Factor Bífido que impide el sobredesarrollo de gérmenes en el intestino.

- Tiene anticuerpos que protegen al niño de las enfermedades a las que estuvo expuesta la madre (Ver luego circuito entero - mamario).

- Tiene docenas de agentes antiinflamatorios.

- Tiene un 50%
menos probabilidad de enfermarse durante el 1er año de vida.

- 10 veces menos internaciones en el bebé que toma pecho.

- 30 veces menos ri
esgo de diarrea.

- 4 veces menos riesgo de infecciones respiratorias.

- 4 veces menos riesgo de sepsis a algunos gérmenes frecuentes en la infancia.

- 8 veces menos ri
esgo de enterocolitis necrotizante (Infección intestinal con gran mortalidad). En recién nacidos pretérmino el riesgo el 20 veces mayor.

- 4 a 16 veces menos riesgo de meningitis por Haemophilus, protección que dura hasta los 10 años.

- 3 a 4 veces menos riesgo de Otitis media y 64% menos recurrencia.

- 5 veces menos
riesgo de infección urinaria durante los primeros 6 meses.

3) Protección contra la alergia:

- Impide la entr
ada de proteínas extrañas al intestino y al sistema.

- Tiene Zinc y ácidos grasos polinsaturados de cadena larga que contribuyen a una buena respuesta inmunológica.

- Un solo biberón que se le dé al niño en los primeros días de vida puede aumentar las posibilidades de alergias. Todas las preparaciones para lactantes, incluida la leche de soja, comportan riesgo de alergia.

- Menor incidencia de Psoriasis en los bebés alimentados a pecho.

- Menor incidencia de Asma.

4) Otros beneficios:

- Menor incidencia de muerte súbita.

- Mejor respuesta a las vacunas y capacidad para luchar contra las enfermedades.

- Mejor desarrollo psicomotriz, emocional y social.

- Mayor Coeficiente intelectual (niños 20% más inteligentes).

- Menos riesgo de diabetes e hipertensión arterial.

- Menos riesg
o de Colitis Ulcerosa y Enf. De Crhon.

- Menos riesgo de cáncer y linfomas en la infancia.

- Menor producción de caries y problemas de ortodoncia (aparatos).

- 35% menor
el riesgo de obesidad al llegar a la edad escolar.

Circuito Entero – Mamario:

Este circuito fue descubierto no hace muchos años, es un ingenioso mecanismo natural de los mamíferos más evolucionados (sólo hombre y primates) que protege al recién nacido de los gérmenes a los que está expuesto él y su madre. Por eso es important
e no suspender la lactancia cuando la madre o el bebé cursan una enfermedad común.

El ser humano nace con una inmunodeficiencia natural, durante los primeros meses de vida los anticuerpos que le pasó su madre por la placenta circulan por su torrente sanguíneo
en disminución hasta desaparecer alrededor del 5º - 6º mes, entre los 2 y los 4 meses el bebé comienza a sintetizar los propios anticuerpos y alcanza su inmunocompetencia alrededor del año donde llegan al 60%

La naturaleza compensa esta deficiencia inmunológica con la leche materna (gráfico N
º 12).




Gráfico Nº 1
2.

Durant
e la lactancia, un germen que entra en contacto con los centros linfoideos de los bronquios, las placas de Peyer del intestino e incluso con la piel de la madre, hace que las citoquinas de las células mononucleares modifiquen la respuesta de los linfocitos B para que sinteticen Ig A en vez de Ig M*. Esta célula, con su nueva experiencia inmunológica y ahora capacitada para sintetizar anticuerpos específicos tipo Ig A migra por la circulación a la glándula mamaria en donde anida en respuesta a las hormonas lactogénicas. Una vez en la mama, estos linfocitos sintetizan anticuerpos Ig A del tipo secretorio, ésta inmunoglobulina es resistente al pH ácido del estómago y a las enzimas digestivas, además son comunes a las superficies mucosas (intestinal y respiratoria).

De esta manera la leche humana constantemente transfiere anticuerpos específicos contra los gérmenes, potencialmente patógenos para el recién nacido, con los que entra en contacto la madre.

Fuente: Fundación LACMAT

http://www.fmed.uba.ar/fundalac/tips/main.htm
2º COMPOSICIÓN DE LA LECHE MATERNA
La leche materna es una suspensión acuosa de nutrientes, células, hormonas, factores de
crecimiento, inmunoglobulinas, enzimas, etc, que ejercen una compleja interrelación entre la madre y su bebé. esta suspensión no es uniforme sino que tiene una composición variable. La leche varía con la hora del día y con el paso de los días en una misma madre, también varía a lo largo de la lactancia y aún dentro de una misma mamada. Todas las variaciones son funcionales, la leche humana tiene el potencial de adaptarse a las necesidades individuales de cada lactante. Como ejemplo puede citarse el caso de las madres que alimentan mellizos, si estos tienen preferencia por un pecho determinado, puede encontrarse que cada pecho produce una leche diferente adaptada a cada niño.
COMPONENTES DE LA LECHE MATERNA
AGUA: El agua es el componente más abundante de la leche materna. Contribuye al mecanismo de regulación de la temperatura corporal del recién nacido. En la mujer que amamanta el consumo de agua se encuentra aumentado y es regulado por la sed (no tiene trascendencia clínica insistir a la madre que tome más agua de la que necesita). Está demostrado que las necesidades de los lactantes en un clima cálido pueden ser completamente satisfechas por el agua de la leche materna
COMPONENTES DE LA LECHE MATERNA:

NUTRIENTE gr. %
Prot. Totales 0.90
gr. %
Caseína 0.27 gr. %
Prot. Suero 0.63 gr. %
Lactosa 7.20 gr. %
Grasa 3.0-4.0 gr. %
Cenizas 0.20 gr. %

1. PROTEINAS
Gran cantidad de las particulares propiedades de la leche humana son debidas a sus proteínas. Recordemos que las proteínas de la leche de vaca, son estructural y cuantitativamente diferentes de las proteínas de la leche humana y pueden generar respuestas antigénicas.
PROTEINAS LACTEAS:
El contenido de proteínas de la leche de vaca(3,1 g/100 ml) es mucho mayor que en la leche humana (0,9 g/100 ml), y este valor proteico es el necesario para un buen crecimiento sin producir una sobrecarga renal de nitrógeno.
A diferencia de la leche de vaca la leche humana se caracteriza por un predominio de las proteínas del suero (60-70 %) sobre la caseína (40-30%). Esta última en el caso de la leche humana forma un coágulo más blando y digerible. Esto se relaciona con que el vaciamiento gástrico de la leche de vaca sea aproximadamente 4 hs., mientras que el de la leche humana sea de 1 hora y media
CASEINA: La caseína constituye el 40 % de las proteínas totales pero puede llegar hasta tan sólo el 20%, y desde el punto de vista nutricional no sólo cumple funciones como proteína sino que fragmentos de la misma formarían parte del factor bífidus y otros tendrían funciones inmunomoduladoras.
PROTEÍNAS DEL SUERO:
ALFA-LACTALBÚMINA: Es una de las proteínas más abundante del suero lácteo. La alfa – lactalbúmina interviene en la síntesis de la lactosa. Recordemos que esta proteína es específica del humano, la proteína predominante en la leche de vaca es la Beta-globulina bovina, específica para las vacas (esta proteína puede aparecer en el suero de mujeres que consumen muchos productos lácteos y ha demostrado tener un potencial antigénico que puede sensibilizar al lactante).
LACTOFERRINA: Es otra de las proteínas mayoritarias del suero, constituyendo el 26 % del total. Participa en la protección del recién nacido frente a los microorganismos. Esta proteína se une al hierro y en condiciones habituales es capaz de fijar el que se encuentra en el medio, de tal forma que los gérmenes no disponen de él para su crecimiento. Esta proteína puede interactuar con la pared bacteriana lo que puede producir desestabilización y muerte del microorganismo. Actúa conjuntamente con la IgA secretoria. Recordemos que cuando se da a niño hierro suplementario, la lactoferrina se satura. El contenido en la leche de vaca es mínimo.
INMUNOGLOBULINAS: las inmunoglobulinas, también llamadas anticuerpos, son proteínas capaces de unirse y reconocer estructuras contra las que están dirigidas. Al reconocer al antígeno permiten su destrucción por el sistema inmunitario. Son muy importantes porque tienen un efecto protector. La inmunoglobulina que se presenta mayoritariamente tanto en el calostro como en la leche materna es la IgA secretoria. Esta se sintetiza en la glándula mamaria y en los linfocitos de la leche. Es importante destacar que la leche materna contiene anticuerpos contra antígenos del medio ambiente, y esta propiedad se debe al denominado “eslabón bronco-entero-mamario”. Los antígenos que penetran en la mucosa intestinal a través de las placas de Peyer se encuentran con linfocitos que son sensibilizados contra los antígenos ingeridos. Estas células viajan a la glándula mamaria y allí comienzan a formar anticuerpos. Cuando el neonato inmunológicamente inmaduro consume leche materna recibe anticuerpos contra microorganismos ambientales a los que se encuentra expuesto. En el caso de la leche de vaca fresca su valor es muy bajo, no existiendo la posibilidad de que la inmunoglobulina sea complementaria con los antígenos que rodean al recién nacido.
LISOZIMA: Es la enzima más abundante (8% del total de las proteínas del suero). Es capaz de romper la pared de muchas bacterias. La lisozima humana es antigénica y serológicamente distinta a la bovina. Esta enzima puede potenciar la acción de los leucocitos. Es muy escasa en la leche de vaca.
LIPASA ESTIMULADA POR SALES BILIARES: La leche humana contiene una lipasa estimulada por las sales biliares que complementa la acción de las otras lipasas. Esta lipasa se activa aún con concentraciones bajas de sales biliares como sucede en el neonato. Los humanos y los gorilas son las únicas especies que proveen a sus hijos el alimento y la enzima capaz de digerirlo. También es el factor responsable de la inactivación del parásito Giardia Lamblia.
LOS COMPONENTES BIOACTIVOS DE LA LECHE HUMANA COMO LOS MODULADORES DEL CRECIMIENTO, LAS ENZIMAS, LAS CÉLULAS, NO SE ENCUENTRAN EN LA LECHE DE VACA NI EN LAS FÓRMULAS.
En la leche materna encontramos aminoácidos libres como la taurina, este compuesto se encuentra en gran cantidad en la leche materna pero el niño no es capaz de sintetizarlo. Es necesario para la conjugación de ácidos biliares y como posible neurotransmisor.
La carnitina es esencial para el metabolismos de los ácidos grasos de cadena larga.
Los nucleótidos intervienen en la síntesis de proteínas, absorción de grasas y en numerosos factores de crecimiento.
HIDRATOS DE CARBONO.
El principal carbohidrato de la leche es la lactosa que se encuentra en una proporción de 6,8 g /100 ml en la leche materna y 4,9 g /100 ml en la leche de vaca. Es un disacárido compuesto por galactosa y glucosa. Se sintetiza en la glándula mamaria. Su principal función es el aporte de energía, pero parece ser específica para el crecimiento del recién nacido dado que tiene las siguientes propiedades beneficiosas:
• Facilita la absorción del calcio
• Es fuente de galactosa, que es esencial para la producción de galactolípidos, indispensables para el desarrollo del sistema nervioso central.
• Influye en el control del volumen de la leche regulando el transporte de agua.
• La lactosa forma parte del factor bifidus.
Los niveles de lactosa son bastante constantes en la leche de cada madre a lo largo del día, incluso en madres mal alimentadas, los niveles de lactosa no varían.
Existen en la leche humana oligosacáridos cuya concentración es 10 veces mayor que en la leche de vaca. Los oligosacáridos son una fuente de calorías, estimulan el crecimiento de la flora bífida e inhiben la adhesión de bacterias a las superficies epiteliales dado que presentan una estructura similar a receptores del epitelio compitiendo con ellos en la unión de los agentes patógenos.
GRASAS:
Las grasas son un grupo químicamente heterogéneo de sustancias insolubles en agua y solubles en disolventes no polares. Son fuente importante de energía (alrededor del 50% de las calorías totales) y son esenciales para el desarrollo del sistema nervioso. La grasa es el componente más variable de la leche: va aumentando durante el día y también durante una mamada, con valores bajos al principio y altos al final (la concentración de grasa puede ser hasta 4-5 veces mayor al final de la mamada, y este podría ser un mecanismo de regulación de la ingesta al producir saciedad). En el curso de la mamada, la fase acuosa de la leche se mezcla con los glóbulos de grasa en proporción creciente. Los glóbulos de grasa son liberados cuando se contrae el músculo liso en respuesta al reflejo de eyección. La grasa de la leche está dispersa en forma de glóbulos y su emulsión es mayor que en la leche de vaca, porque tiene glóbulos más pequeños. Las lipasas de la leche intervienen activamente en la formación de esta emulsión, produciendo un coágulo más fino y facilitando la digestión. Los lípidos se presentan en forma de glóbulos encapsulados por una membrana formada por fosfolípidos, con alta concentración de ácidos grasos esenciales. Esta membrana es internalizada entregando información de receptores.
Es importante destacar la presencia de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, en especial los de 20 a 22 átomos de carbono, por su importancia para el crecimiento y maduración del sistema nervioso del neonato, los que están ausentes en la leche de vaca. En especial se destacan el araquidónico (20:4 n6) y docosahexaenoico (22:6n3). Estos ácidos grasos se encuentran en alta proporción en los lípidos estructurales de las membranas celulares, particularmente del sistema nervioso y también tienen importancia en la síntesis de prostaglandinas. Los mamíferos no pueden producir estas sustancias por lo tanto es esencial que se ingieran con la dieta. La leche humana provee los ácidos grasos que son fuente de araquidónico y docosahexaenoico. Estos ácidos grasos tienen también relación con la función visual y ha sido demostrado que los niños alimentados con fórmula tienen menos agudeza visual que aquellos alimentados con leche materna.
También se ha demostrado la relación entre la calidad de ácidos grasos de la dieta de los niños amamantados y la esclerosis múltiple, ya que esta enfermedad es rara en los países donde la lactancia materna es común. El desarrollo de la mielina en la infancia es fundamental para prevenir su posterior degradación.
Algunos estudios parecen señalar que algunos ácidos grasos podrían alterar las membranas de bacterias y virus, siendo un factor de defensa de la leche humana. Se ha descripto un factor antiestafilococo que sería un ácido graso de 18 átomos de carbono.
La leche humana es rica en colesterol, sus niveles decrecen los primeros días para luego estabilizarse. La presencia de colesterol parece tener un rol importante en el mecanismo de protección frente a la formación de placas de ateroma, teniendo entonces un efecto protector frente a la enfermedad coronaria y ateroesclerosis del adulto.
MINERALES:
El contenido total de sales de la leche de vaca es tres veces más alto que el de la leche humana. Por lo tanto la carga renal de solutos de la leche de vaca es considerablemente más alta que la de la leche materna. Y se aumenta aún más con los productos de la digestión del alto contenido proteico de la leche de vaca. De esta manera el niño amamantado maneja más fácilmente el agua para el control de la temperatura a través del sudor y de la pérdida insensible.
Uno de los puntos más trascendentes en cuanto a los minerales existentes en la leche humana, por ejemplo calcio, magnesio, hierro, cobre, zinc, es su alta biodisponibilidad, cuando se la compara con leche de vaca o fórmulas. La distribución de los minerales es una de las claves, porque están ligados a las proteínas del suero, a citrato o a la membrana lipoproteica del glóbulo de grasa.
Sodio y potasio: Los niveles de potasio son mucho más altos que los de sodio, semejante a la proporción encontrada dentro de la célula. El nivel de sodio en la leche de vaca es 3,6 veces más alto que en la leche materna y se ha asociado deshidratación hipernatrémica con la ingesta de leche de vaca. Los niveles bajos de sodio y altos de potasio de la leche materna tienen un efecto beneficioso.
MINERALES EN LA LECHE HUMANA.
Componente Leche humana mg/100ml Leche de vaca mg/100ml
Calcio 33 125
Magnesio 4 12
Sodio 15 58
Potasio 55 138
Cloro 43 103
Fósforo 15 96
Fuente. LA LACTANCIA MATERNA, Ruth Lawrence 4º edición.
Hierro: La absorción del hierro de la leche materna alcanza al 50 % del hierro disponible, comparado con el 10 % de absorción de la leche de vaca. El niño amamantado en forma exclusiva durante los primeros 6 meses tiene mucha menos probabilidad de padecer anemia ferropénica *. La alta biodisponibilidad del hierro en la leche humana es el resultado de una serie de interacciones entre los componentes de la leche y el sistema digestivo del lactante: los niveles adecuados de Zinc y cobre, la lactoferrina que impide que el hierro quede libre para las bacterias y sólo lo libera a los receptores específicos en el intestino, la acción de la lactosa, la unión del hierro a la fracción lipídica, su unión a la fracción proteica de bajo peso molecular, etc. Recordemos también que la leche de vaca produce microhemorragias en el tubo digestivo, lo que condiciona una pérdida adicional de hierro.
Calcio: Los niveles de Calcio y fósforo son menores en la leche humana, pero como la relación calcio/fósforo es mayor (2:4) que en la leche de vaca (1:3) el calcio es mejor absorbido.
Zinc: La leche materna contiene Zinc biológicamente disponible. La acrodermatitis enteropática, una alteración congénita del metabolismo del zinc, no se presenta en niños exclusivamente amamantados.
VITAMINAS.
VIT. A. La vitamina A, como todas las vitaminas liposolubles (A, E, D y K) son transportadas en la grasa láctea. El contenido en la leche humana es mayor que en la leche de vaca. Pero es aún mayor en el calostro y en la leche de las madres de prematuros.
VIT. D: La fuente principal de la vitamina D es la exposición al sol y no el aporte dietético. En los niños exclusivamente amamantados no se manifiestan deficiencias. VIT E. La leche materna proporciona niveles más que suficientes de vitamina E, mucho más elevados que los que proporciona la leche de vaca. El calostro provee alrededor de 3 veces más vitamina E que la leche madura. Esto es importante ya que el neonato tiene reservas bajas y necesita un aporte adecuado los primeros días de vida.
VIT K: la concentración de vitamina K es mayor en el calostro y en la leche de transición. Igualmente, se recomienda que todos los recién nacidos reciban vitamina K al nacer, independientemente del tipo de lactancia, para prevenir la enfermedad hemorrágica del recién nacido por falta de vitamina K. Una vez que la flora intestinal se desarrolla, el riesgo desaparece.
Las vitaminas hidrosolubles son ingeridas en proporciones aceptables por el neonato si la madre está bien nutrida.
.
Componente------- ______calostro -Leche madura -Leche de vaca
Vit. A ( microg)_________ 151_____ 75_________ 41
Vit B1 (microg) __________1.9 ____ 14 _________43
Vit B2 (microg) _________30 _____ 40________ 145
Ac. Nicotínico (microg) ___75_____ 160________ 82
Vit. B6 (microg) ______________12-15 ________64
Ac.pantoténico (microg.)183_____ 246 ________340
Biotina (microg) _______0.06 _____0.6 _________2.8
Ac.fólico(microg) _______0.05 ____0.14 ________0.13
Vit B12 (microg) ________0.05 ____0.1 _________0.6
Vit C (microg)_________ 5.9_____ 5___________ 1.1
Vit D (microg) - _______________0.04 _________0.02
Vit E (microg) _________1.5 ____0.25 _________ 0.07
Vit K (microg) --______________ 1.5 __________6
Energia kcal __________57 _____65 _________65
PH -- _______________________7.0 _________6.8
Fuente. LA LACTANCIA MATERNA, Ruth lawrence 4º edición.


http://www.fmed.uba.ar/fundalac/tips/main.htm

viernes, 26 de marzo de 2010

Tecnica de vasito lactancia materna




Ensayo clínico aleatorio del uso del chupete y alimentación con biberón o con vasito y sus efectos en la lactancia materna.
Cynthia R. Howard, MD, MPH; Fred M. Howard, MD; Bruce Lanphear, MD, MPH; Shirley Eberley, MS; Elisabeth A. deBlieck, MPA; David Oakes, PhD y Ruth A. Lawrence, MD. Pediatrics 2003;111:511–518

Resumen:
Objetivo:
A fin de incrementar las prácticas de lactancia materna, la Organización Mundial de la Salud desalienta el uso del chupete y la alimentación con biberón. No obstante, el efecto de los objetos artificiales de succión en la duración de la lactancia materna no es definido de manera adecuada.
En el presente estudio se evaluaron los efectos de la exposición a dos tipos de objetos artificiales de succión sobre la duración de la lactancia materna:
1) alimentación con vasito frente a alimentación con biberón para la provisión de suplementos en el hospital e
2) introducción precoz del chupete (2-5 días) y tardía (más de 4 días).

Métodos: Se asignó en forma aleatoria a un total de 700 recién nacidos amamantados (36-42 semanas, peso al nacer > ó = 2.200g) a 1 de los 4 grupos de intervención:
biberón/introducción precoz del chupete (n=169),
biberón/ introducción tardía del chupete (n=167),
vasito/ introducción precoz del chupete (n=185) o
vasito/ introducción tardía del chupete (n=179).

La intervención vasito/biberón se utilizó para aquellos lactantes que recibieron la fórmula: vasito (n=251), biberón (n=230).

Se recogieron datos al momento del parto y a las 2, 5, 10, 16, 24, 38 y 52 semanas del puerperio.
Se evaluaron los efectos de la duración de la lactancia materna mediante la utilización de una regresión logística y un análisis de supervivencia.

Resultados: Los suplementos, independientemente de la vía utilizada para proporcionar el alimento (vasito o biberón), tuvieron un efecto perjudicial en la duración de la lactancia materna.
El número de suplementos modificó los efectos; la duración de la lactancia materna exclusiva y completa se prolongó en el caso de los lactantes alimentados con vasito a quienes se les proporcionaron más de 2 suplementos.
Entre los lactantes nacidos por cesárea, la alimentación con vasito prolongó significativamente la duración de la lactancia materna exclusiva, completa y total. La lactancia materna exclusiva a las 4 semanas era menos común entre los lactantes expuestos al uso del chupete (grupo con uso precoz del chupete; razón de productos cruzados (OR): 1,5%; intervalo de confianza 95%: 1,0-2,0).
El uso precoz del chupete, así como también el uso tardío del mismo, redujo la duración total de la lactancia materna (razón de riesgo ajustada: 1,22; intervalo de confianza 95%: 1,03-1,44) pero no afectó la duración de la lactancia materna exclusiva o completa.

Conclusiones: No se observó ventaja alguna proporcionada por suplementos administrados con vasito para la población general de lactantes amamantados saludables, a pesar de que habría beneficiado a las madres y los lactantes que precisaron diversos suplementos o nacieron por cesárea.
El uso del chupete en el período neonatal perjudicó la lactancia materna exclusiva y total. Estos hallazgos apoyan las recomendaciones que sugieren evitar que los lactantes amamantados sean expuestos al uso de objetos artificiales de succión en el período neonatal.

ENREDDADOS 2004

CÓMO ESTIMULAR EL REFLEJO DE OXITOCINA
Ayude a la madre psicológicamente:
* Aumente su confianza en sí misma
* Trate de disminuir cualquier fuente de dolor o de ansiedad
* Ayúdela a que sea positiva y constructiva con relación a su bebé
Ayúdele de manera práctica. Ayúdela o aconséjela a que:
* Se siente en un sitio tranquilo y con suficiente privacidad o con una amiga que la apoye.
Algunas madres pueden extraerse la leche fácilmente en un grupo de madres que
también se están extrayendo leche para sus bebés.
* Alce a su bebé y mantenga contacto directo de su piel con la del bebé, si es posible.
La madre sentada puede tener al bebé entre sus piernas mientras se extrae la leche.
Si esto no es posible, puede mirar a su bebé. Si esto no es posible, aún mirando la
fotografía del bebé ayuda algunas veces.
* Tome una bebida que le guste.
La bebida no debe ser café.
* Caliente sus pechos.
Aplicándose, por ejemplo, una compresa tibia o agua tibia, o tomando una ducha de agua tibia.
* Estimule sus pezones.
La madre puede halar con delicadeza o “enrollar” el pezón delicadamente con sus dedos.
* Dé masajes o toque sus pechos con toques muy delicados.
A algunas mujeres les resulta útil tocar sus pechos muy gentilmente con las puntas de
los dedos o con una peineta. Otras encuentran que les resulta útil presionar gentilmente con el puño cerrado, rodándolo hacia el pezón.
* Le pida ayuda a alguien para que le frote la espalda.
La madre sentada se inclina hacia adelante, dobla sus brazos sobre una mesa situada frente a ella, y hace que su cabeza descanse sobre sus brazos. Los pechos cuelgan libremente, sin ropa. La persona que le hace el masaje frota hacia abajo ambos lados de la columna vertebral. Para hacerlo usa sus puños cerrados con los pulgares apuntando hacia adelante y presiona firmemente haciendo pequeños movimientos circulares con los dedos pulgares. Trabaja hacia abajo ambos lados de la columna simultáneamente, del cuello hasta los omoplatos, durante dos o tres minutos

CÓMO PREPARAR UN RECIPIENTE PARA LA LECHE MATERNA EXTRAÍDA (LME)
* Escoja una taza, vaso, frasco o pocillo de boca ancha.
* Lave la taza con agua y jabón (la madre puede hacer esto el día anterior)
* Vierta agua hirviendo en la taza y déjela por unos minutos. El agua hirviendo matará la mayoría de gérmenes.
* Cuando esté listo para extraer la leche, vierta el agua fuera de la taza

EXTRACCIÓN MANUAL DE LECHE MATERNA
Enséñele a la madre a hacerlo ella misma. No le extraiga usted la leche.
Tóquela solamente para mostrarle lo que debe hacer y sea muy delicado al hacerlo.
Enséñele a:
* Lavarse las manos cuidadosamente.
* Sentarse o quedarse de pie cómodamente y mantener el recipiente cerca del pecho.
* Colocar el dedo pulgar sobre el pecho por ENCIMA del pezón y la areola, y el índice POR
DEBAJO, opuesto al pulgar. Con los otros dedos sostiene el pecho (Figura 7).
* Presionar el pulgar y el índice ligeramente hacia adentro, hacia la pared torácica, evitando
presionar demasiado lejos para no ir a bloquear los conductos de leche.
* Presionar el pecho que queda detrás del pezón y la areola entre el pulgar y el índice.
Debe presionar los senos lactíferos que queden por debajo de la areola (ver acetato 3/1).
A veces es posible sentir los senos lactíferos en un pecho lactante. Se siente como maní o como arvejas. Si la madre los puede sentir, debe presionar sobre ellos.
* Hacer presión y soltar, hacer presión y soltar. Esto no debe doler; si es así la técnica está equivocada.
Puede que no salga leche al comienzo, pero después de hacer presión unas pocas veces
la leche comienza a gotear, a lo cual pueden seguir “chorros” de leche si el reflejo de oxitocina es activo.
* Hacer presión en la areola de igual forma por los LADOS, para asegurarse que se está extrayendo leche de todos los segmentos del pecho.
* Evitar frotar o deslizar los dedos en la piel. El movimiento de los dedos se parece más al que se hace cuando le toman a uno las huellas digitales.
* Evitar apretar el pezón mismo. La presión o el estiramiento del pezón no pueden extraer la leche materna, como tampoco puede hacerlo el bebé succionando solamente del pezón.
* Extraer leche de un pecho durante por lo menos 3 a 5 minutos hasta cuando el flujo
disminuya, luego “ordeñar” el otro lado, y luego repetir en los dos lados. La madre puede usar cualquiera de las manos en cualquiera de los pechos y cambiar cuando se canse.
* Explíquele a la madre que la extracción adecuada de su leche toma entre 20 y 30
minutos, especialmente en los primeros días cuando puede que solamente se produzca
un poco de leche. Es importante no tratar de extraer la leche en un tiempo más corto.

Demuestre cómo usar la taza para alimentar a un bebé
* Las tazas son fáciles de limpiar con agua y jabón si no es posible hervirlas.
* Hay menos probabilidades de llevar las tazas de un sitio para otro, durante un período largo, algo que permite a las bacterias crecer y reproducirse.
* No es posible dejar una taza al lado de un bebé para que se alimente por sí mismo. La persona que alimenta a un bebé con taza debe alzarlo y mirarlo y darle algo del contacto que el bebé necesita.
* La taza no interfiere con la succión al pecho.
* Una taza permite al bebé controlar su propia ingesta.
Algunas madres dejan de dar leche a su bebé cuando usan cuchara, antes de que haya tomado suficiente. Algunos bebés alimentados con cuchara no suben de peso de la manera adecuada. Si usa una taza, es más fácil que la madre continúe dando leche hasta saciar al bebé.
*Sin embargo la alimentación con cuchara es segura si la madre la prefiere y si le da suficiente leche al bebé. Además, si el bebé está muy enfermo, por ejemplo con respiración difícil, algunas veces es más fácil alimentarlo con cuchara durante un tiempo corto.
Si una madre se está extrayendo más leche de la que su bebé con bajo peso al nacer necesita:
Déjela extraer la segunda mitad de la leche de cada pecho en un recipiente diferente. Deje que le ofrezca la segunda mitad de la leche extraída primero. Así, su bebé tomará más leche del final, lo cual le ayuda a obtener la energía extra que requiere para crecer mejor.
Si una madre puede solamente extraerse volúmenes muy pequeños al comienzo:
Déle la cantidad que produzca, sea cual sea, al bebé. Aún cantidades muy pequeñas ayudan a prevenir la infección. Ayude a la madre a sentir que esta pequeña cantidad es muy valiosa. Esto reforzará su confianza y la ayudará a producir más leche. Si es necesario, dé al bebé además leche donada.
Haga la demostración de alimentación con taza:
Siga los siguientes pasos:
* Ponga algo de agua en una de las tazas pequeñas.
* Alce la muñeca en sus piernas, cerca de usted, sentada verticalmente o casi verticalmente.
Explique que el bebé no debe estar muy recostado.
* Sostenga la tacita o el vaso en los labios de la muñeca. Voltee el vaso o taza ligeramente para que el agua apenas alcance a tocar los labios del “bebé”. Haga notar que los bordes de la taza tocan la parte externa del labio superior, y la taza descansa ligeramente sobre su labio inferior. Esto es lo normal cuando una persona toma líquidos.
* Explique que en este momento, un bebé real se pone bastante alerta y abre su boca y sus ojos, hace movimientos con su boca y su cara y comienza a llevar la leche a su boca con la lengua. Los bebés de más de 36 semanas aproximadamente, tratan de succionar.
* Algo de leche puede regarse fuera de la boca del bebé. Si quiere póngale un pañal o una tela para protegerle la ropa. La leche se riega más con bebés de más de 36 semanas de gestación y menos con bebés más pequeños.
* No vierta la leche dentro de la boca del bebé, solamente mantenga la taza en sus labios.
* Explique que cuando el bebé ha recibido suficiente, éste cierra la boca y no tomará más. Si el bebé no toma la cantidad calculada, tal vez tome más en la próxima ocasión, o quizá necesite tomar con más frecuencia. Mida la ingesta del bebé en un período de 24 horas, no solamente la de cada toma.
* Demuestre con una muñeca qué pasa cuando trata de alimentar a un bebé con una cuchara.
Es necesario que usted sostenga la taza y la cuchara, o que coloque la taza sobre alguna superficie (una mesa por ej.) y sacar la leche de ahí. Este procedimiento es más complicado todavía.
* Dígale a los participantes que la técnica está descrita en el cuadro CÓMO ALIMENTAR A UN BEBÉ USANDO UNA TAZA

CÓMO ALIMENTAR A UN BEBÉ USANDO UNA TAZA
- Mantenga al bebé sentado sobre sus piernas en posición vertical o semivertical.
- Mantenga la tacita de leche sobre los labios del bebé.
Incline ligeramente la taza de manera que la leche apenas alcance a tocar los labios del bebé.
La taza descansa ligeramente sobre el labio inferior del bebé y los bordes de la taza
tocan la parte externa del labio superior del bebé.
- El bebé se pone alerta y abre su boca y sus ojos.
- Un bebé con bajo peso al nacer lleva la leche a su boca con la lengua.
- Un bebé a término o un bebé mayor succiona la leche, regando parte de ésta.
- NO VIERTA la leche dentro de la boca del bebé. Solamente mantenga la taza en sus labios y deje que él mismo tome la leche.
- Cuando un bebé ha recibido suficiente leche, entonces cierra la boca y se niega a tomar más. Si el bebé no ha tomado la cantidad calculada, quizás tome más la próxima vez, o tal vez usted necesite alimentarlo con más frecuencia.
- Mida la ingesta total del bebé en 24 horas, no solamente la de cada toma.

CANTIDAD DE LECHE PARA LOS BEBES QUE NO PUEDEN MAMAR
Qué leche dar
Alternativa 1: Leche materna extraída (si es posible de la madre del bebé).
Alternativa 2: Leche artificial preparada de acuerdo a las instrucciones.
Alternativa 3: Leche de origen animal, sin modificar
(Diluya la leche de vaca añadiéndole 1 taza de agua a 3 tazas de leche (1 taza =200 ml) y añádale 1 cucharadita rasa de azúcar a cada taza de preparado.)

Cantidad de leche que debe darse
Bebés que pesan 2.5 Kg o más:
150 ml de leche por Kg de peso corporal por día.
Divida el total en 8 tomas y déselas cada 3 horas.

Bebés que pesan menos de 2.5 Kg (bajo peso al nacer)
Comience con 60 ml/Kg de peso corporal.
Aumente cada día 20 ml por Kg al volumen total, hasta cuando el bebé esté tomando un total de 200 ml por Kg por día.
Divida la cantidad total entre 8 – 12 tomas, para dárselas cada 2–3 horas.
Continúe hasta cuando el bebé pese 1.800 g o más y esté con lactancia materna completa.
Vigile la ingesta del bebé en 24 horas.
La cantidad de cada toma puede variar.

Es normal que la cantidad de leche que un bebé tome cada vez varíe, cualquiera que sea el método de alimentación, incluyendo la lactancia materna

ver

whqlibdoc.who.int/HQ/1993/WHO_CDR_93.4_(part1)_spa.pdf

miércoles, 10 de marzo de 2010

UNICEF por los chicos 2010


UNICEF : For every child 2010







"For Every Child" is a new UNICEF video which highlights the importance of realizing children's rights as foreseen in the Convention on the Rights of the Child.

The four and a half minute video is set to "Lullaby, The UNICEF Anthem" composed and produced by UNICEF Canada Ambassador Steve Barakatt. The orchestral piece, released to commemorate the 20th Anniversary of the Convention on the Rights of the Child, features a variety of UNICEF Goodwill Ambassadors, world renowned artists and other supporters.

La lactancia materna es una prioridad fundamental para la supervivencia infantil en las situaciones de emergencia
http://www.unicef.org/spanish/emerg/index_50471.html